people-2557423_1920

Anillos de compromiso: el origen

Ya en otras ocasiones os hemos hablado de los anillos de compromiso para que supierais cómo elegirlo y qué factores hay que tener en cuenta para hacer una elección acertada, pero ¿alguna vez os habéis preguntado cuál es el origen de estos? Hoy, desde Joyería Ramón Fernández, os lo contamos.

Podríamos decir que los anillos de compromiso tuvieron su nacimiento en el Antiguo Egipto, donde los hacían con cáñamo y eran muy sencillos. Ya en aquel entonces los anillos significaban la eternidad de la pareja.

La costumbre era que los padres del novio debían visitar a los de la novia para conseguir el consentimiento del compromiso de sus respectivos hijos. En este acuerdo también se fijaba la cantidad de dinero que debía aportarse para la futura convivencia junto al anillo ya mencionado. Con esa entrega se representaba la confianza depositada en el compromiso.

En Roma, por ejemplo, también se hacía entrega de anillos para pedir la mano de la chica. En este caso, eran los padres quienes los recibían, representando así una promesa de que el compromiso sería respetado.

Se sabe que los romanos, a partir del siglo II a.C., utilizaban anillos de oro para pedir matrimonio, aunque eran los padres de ellas los que seguían recibiéndolos. A las chicas se les entregaba otro anillo que tenía forma de llave.

No obstante, la mayoría de los anillos de compromiso que se utilizaban eran simples aros de hierro ya que sólo las familias más pudientes eran las que podían permitirse regalar anillos de oro o plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.