ring-2807717_1920

Limpieza de joyas de oro rosa

El oro rosa ha ido ganando adeptos con el paso de los años y, como es normal, es recomendable saber de alguna forma para poder limpiarlo sin que éste se estropee con el paso del tiempo. Hoy, desde Joyería Ramón Fernández, queremos hablaros de cómo podéis hacerlo sin estropear la pieza.

Lo primero que se ha de tener en cuenta es que, aunque sea oro rosa, no deja de ser oro, por lo que, seguir los pasos que se siguen para que éste quede limpio es muy adecuado. No obstante, os recordamos los pasos:

  • Poner en un recipiente agua tibia, que no caliente, y mezclarla con un poco de detergente del utilizado para fregar los platos, agregando, justo después, unas gotas de amoniaco.
  • Cuando la mezcla esté lista, hay que cepillar con cuidado la joya y, a ser posible, y para que así la pieza esté mejor tratada, usando un cepillo de dientes suave para bebés.
  • Cuando el cepillado ya está hecho, hay que enjuagar, para lo que es recomendable que se vuelva a utilizar agua tibia y, una vez que esté limpia del todo, secarla con un paño o, en su defecto, con una toalla de papel, aunque también es posible dejar que se seque al aire.

No obstante, os recordamos que el tanto el oro como el oro rosa son metales blandos y que hay que tener cuidado cuando estemos realizando el cepillado y secado.

En nuestra próxima publicación os contaremos qué sustancias no son recomendables usar para limpiar las joyas, así como también de los cuidados que se han de tener cuando éstas cuentan con piedras preciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.